“La ignorancia de los derechos laborales y de cómo defenderlos es un terreno abonado para sufrir abusos”

Entrevista a Abusos Patronales

Pilar Carvajal Soria y Enrique Martín Criado (ABP).

Abusos Patronales (ABP) es una página web para dar apoyo al trabajador que ve vulnerados sus derechos. Para ello, dan visibilidad a abusos que suelen pasar desapercibidos en otros medios, a partir de testimonios que (anónimamente o no) pueden enviar a su web. Asimismo divulgan recursos legales para que sus lectores conozcan sus derechos en el ámbito laboral. También ofrecen, de manera gratuita, un servicio de consultoría online en el que los usuarios pueden dejar mensajes que serán respondidos por una abogada laboralista.

Debido a la precarización masiva que ha sufrido el mercado laboral español, ABP invita a los ciudadanos a colaborar con ellos, dando a conocer los casos de abuso que han sufrido o de los que han sido testigos. Así, se pretende contribuir a que la frágil situación de los trabajadores pase a formar parte del debate público.

Para conocer más sobre su labor y difundirla, hemos decidido entrevistarlos para nuestro blog. Al fin y al cabo nos une el propósito de alentar las buenas prácticas en las empresas e instituciones, que las hay. La precarización se convierte así, entre otras cosas, en una especie de competencia desleal, contra aquellas empresas que sí ponen cuidado en las buenas prácticas laborales.

Eso sí, nunca nos cansaremos de decir que ningunear los derechos de la plantilla, a la larga, puede acabar saliendo muy caro.

¿Cuándo se puso en marcha esta web?

Empezamos en 2008, en la misma época en que estalla la crisis económica que todavía sufrimos. Pero la web no es consecuencia de las prácticas laborales que se agudizan con la crisis: las personas que iniciamos el proyecto ya llevábamos varios años dándole vuelta a la idea de una web como ésta, que centralizara mucha información sobre unos abusos que en aquella época -y aún hoy día- apenas llegan a los medios de comunicación, a pesar de ser muy numerosos y, en muchos casos, gravísimos.

¿Cómo se financia? ¿Tenéis patrocinadores?

La web surgió como iniciativa de un grupo de investigadores que pertenecemos a un grupo de investigación de sociología, “Desigualdad social y dominación en Andalucía”. Este grupo colabora en la financiación del principal gasto de la web, su alojamiento en el servidor de nodo50. Por lo demás, la web se sostiene básicamente con el trabajo voluntario de las personas que participamos en ella.

¿Desde su nacimiento, cómo valoráis el feedback recibido por sus usuarios? ¿Dais abasto para atenderlos a todos, teniendo en cuenta la situación actual de España?

La web tiene muchos altibajos: a veces recibimos muchos correos y otras, pocos, sin seguir una pauta clara. De todas formas, la información que recibimos directamente por el momento es sólo una parte muy pequeña de lo que sabemos que está ocurriendo y que otros muchos medios -prensa, sindicatos, blogs de abogados laboralistas, etc.- también están difundiendo.

¿Existe algún tipo de colaboración –formal o informal– con otros medios de comunicación? ¿Y con sindicatos, instituciones u otro tipo de asociaciones?

Existen sobre todo colaboraciones esporádicas, y alguna más continuada, como la que tenemos con la web francesa “Terrains de lutte”, con la que hemos intercambiado artículos e información.

En vuestra página se puede encontrar el llamado “kit de defensa”, que está en construcción. Actualmente hay algunos recursos divulgativos sobre cómo reclamar derechos salariales o de condiciones de trabajo. ¿Cuándo tenéis previsto acabarlo? ¿Cómo definiríais este “kit” cuando esté terminado? ¿Qué objetivos tiene?

El objetivo del kit es claro: intentar dar información básica a la población trabajadora sobre sus derechos y cómo defenderlos. Y su necesidad, muy obvia: la ignorancia de los derechos laborales y de cómo defenderlos es un terreno abonado para sufrir abusos de todo tipo. Existe una desigualdad enorme entre empresas y trabajadores en conocimiento de las leyes y de los procedimientos jurídicos, una desigualdad que juega en detrimento de los trabajadores. Este kit, que siempre está en elaboración -puesto que las leyes van cambiando- y que aún está en sus inicios, pretende ayudar un poco a remediar esta situación. No sabemos cuándo podremos tener una base más o menos completa de contenidos. Eso sí, aprovecho para animar a todas aquellas personas que puedan colaborar con sus conocimientos o que tengan elaboradas algunas pequeñas guías sobre puntos específicos, que nos ayuden a completar este kit.

¿Las leyes españolas tienden a ayudar a los trabajadores o, por el contrario, existen vacíos que pueden llegar a vulnerar sus derechos?

Es una pregunta muy compleja de responder, especialmente cuando no eres especialista en derecho laboral. Las últimas reformas laborales han ido erosionando cada vez más los derechos de los trabajadores y haciendo cada vez más difícil defenderlos. Un simple ejemplo: la reforma laboral de 2012 establece que se pueden hacer contratos “de prueba” de un año de duración. Es evidente que esta descomunal extensión del período de prueba no tiene otro fin que incrementar la discrecionalidad patronal y quitar protecciones a los trabajadores. Pero, aún con estas reformas, si se siguiera estrictamente la legalidad la situación de la mayoría de los trabajadores sería muchísimo mejor de lo que es en la realidad cotidiana de muchas empresas. De ahí la necesidad, que acabamos de subrayar, de extender el conocimiento de la legislación laboral entre la población trabajadora.

En vuestra experiencia, ¿cuáles son los sectores más vulnerables en cuanto a ausencia de respeto hacia los derechos de los trabajadores? ¿Y los cargos en las instituciones? ¿Habéis recibido algún testimonio de mandos intermedios o directivos?

Por los testimonios que nos llegan, son las personas que trabajan con contratos eventuales y en subcontratas las que actualmente son más vulnerables, especialmente en el sector de servicios. La subcontratación de servicios y de trabajadores, muchas veces en forma ilegal, no tiene en la mayoría de los casos otro objetivo que privar a los trabajadores subcontratados de derechos laborales. Un buen ejemplo de ello es de las camareras de piso de hoteles: una de las reivindicaciones básicas de las “kellys” es precisamente poner coto a estas subcontratas, que han supuesto una degradación enorme de sus salarios y condiciones de trabajo.

Los relatos o entrevistas que os envían los usuarios pueden ser anónimos. ¿Es así en la mayoría de casos? ¿A qué creéis que se debe el miedo general, incluso cuando trabajador y empresa ya no tienen relación laboral?

Sí, son anónimos en bastantes casos, aunque no en todos. Los relatos suelen ir firmados cuando se trata sobre todo de representantes sindicales, que ya están dando la cara en su lugar de trabajo día a día. En el resto de los casos, hay mucho miedo, y en la mayoría de los casos muy justificado. No es difícil entenderlo: las amenazas, el acoso y el despido son muy habituales precisamente en las empresas denunciadas por abusos.

¿Tenéis miedo de que la página se convierta en un tablón de quejas o un ‘ring’ donde dirimir problemas personales?

No tenemos miedo de que la página se convierta en un tablón de quejas: no hay tanta distancia entre denunciar y publicar una queja. De hecho, la sección de comentarios se convierte en muchos casos en verdaderos foros de trabajadores de empresas o sectores concretos, que no sólo intercambian denuncias -o quejas- sobre su situación personal, sino también todo tipo de informaciones que les pueden ser útiles para defender sus derechos. Eso sí, tenemos mucho cuidado de que estos foros no se utilicen para venganzas personales y les ponemos coto en cuanto sospechamos que pueda tratarse de algo así o en cuanto se pasa de la denuncia al ataque personalizado. Tampoco publicamos comentarios que se escapen de la temática de abusos patronales o que se dediquen a airear problemas personales que no tienen relación con los derechos laborales.

¿Tenéis constancia de haber ayudado a trabajadores a recuperar sus empleos, cobrar indemnizaciones o que se vuelvan a respetar sus derechos más básicos?

Sí tenemos constancia de que denunciar en nuestra web ha servido en varios casos para sentar a negociar a la empresa y lograr algunas de sus reivindicaciones. Recordamos, entre otros, el caso de talleres Negarra (se puede ver en los comentarios a la entrada “Talleres Negarra S.A. chantajea a los trabajadores”).  También sabemos que algunas de las denuncias han servido para que los trabajadores de algunas empresas comenzaran a plantearse ponerse en contacto para empezar a movilizarse -como ocurrió en Persán en Sevilla-. La página también ha servido para poner en contacto a gente que tenía pocas oportunidades de relacionarse entre sí debido a la enorme dispersión geográfica de las subcontratas en que trabajan. El caso más reciente ha sido el de la empresa Proman, que subcontrataba servicios para el Ministerio de Defensa.

Esta es una publicación especializada en Prevención de Riesgos Laborales. Entendiendo la PRL en su sentido más tradicional, ¿qué porcentaje de consultas diríais que están relacionadas con esta disciplina? ¿Os habéis encontrado con muchos casos que no cumplan con las leyes de PRL? Aproximadamente.

No sabríamos decir porcentajes: los riesgos laborales aparecen de vez en cuando en las denuncias. Podéis ver los casos relacionados con ello pinchando en las etiquetas “prevención de riesgos laborales” y “enfermedad laboral” que hay en el widget de “etiquetas más usadas” en la web. De lo relacionado con riesgos laborales, lo que más hemos publicado son informes, entrevistas y noticias relacionados con el amianto, que quizás sea el caso más grave en que la codicia desenfrenada de unos empresarios -en este caso, la familia March- ha causado miles de muertes y enfermedades en España.

¿Hay planes de futuro de convertir la web en algo más o en otra cosa, como una organización?

Acabamos de formar una asociación ligada a la web: Asociación por la Defensa del Trabajo Decente. Y tenemos planes para que entre la asociación y la web podamos extender nuestro campo de actuación. Eso sí, dependemos para ello de la colaboración que recibamos y de que más personas quieran unirse al proyecto.

Para cualquier duda adicional o si queréis plantear una consulta, podréis encontrar más información del proyecto en la web de Abusos Patronales. También se puede seguir su actividad en las redes sociales, Facebook, Twitter y Google Plus.

Por | 2017-10-04T09:27:57+00:00 4 de octubre de 2017 |Blog, Entrevista, Mercado de trabajo|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies