Protección Laboral http://www.proteccion-laboral.com Publicación de equipos, accesorios y vestuario para la seguridad en el trabajo. Wed, 22 Oct 2014 07:52:56 +0000 es-ES hourly 1 No sobran prevencionistas, lo que falta es prevención http://www.proteccion-laboral.com/no-sobran-prevencionistas-lo-que-falta-es-prevencion/ http://www.proteccion-laboral.com/no-sobran-prevencionistas-lo-que-falta-es-prevencion/#comments Wed, 22 Oct 2014 07:52:56 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8698 A priori, un prevencionista tiene grandes posibilidades de trabajar. En la práctica no es así: el colectivo tiene una alta tasa de desempleo, o sufre una asfixiante precariedad laboral. Ambas circunstancias son contrarias a la tan cacareada calidad de vida laboral que decimos buscar. Y es que un prevencionista que no puede trabajar es, además de un activo desaprovechado, una víctima de un sistema que predica calidad de vida, pero practica la cicatería más rancia en el reparto del trigo.

Sólo vamos a citar algunos de los problemas que afrontan los técnicos de prevención en nuestro país: masificación-competencia, mercado en contracción, posible indefensión legal, dificultades para convencer al ‘jefe’ de lo rentable que es hacer prevención… Los culpables de los problemas citados son, por el mismo orden: un sistema formativo especulador que busca ‘vender’ títulos y ‘masters’ aunque sea a costa de crear paro, empresas que no han oído aún hablar de la PRL, responsables que no se responsabilizan ante los accidentes, y jefes economicistas que contabilizan la prevención en la partida de costes, nunca en la de inversiones (a futuro, y con futuro).

Sin embargo, este país necesita hacer prevención, y los prevencionistas, lejos de sobrar, son muy necesarios. Las estadísticas nos tienen confundidos, y si hay menos siniestralidad ahora es, sencillamente, por la caída de la actividad económica y el empleo.

Esclarecedores comentarios

Lejos de explayarnos en una reivindicación del colectivo de los prevencionistas, les vamos a dar voz, reproduciendo algunos de los miles de mensajes que hay de este tenor en las redes sociales. En el diálogo siguiente intervienen tres técnicos de prevención.

  • Myriam R.

Ingeniero Industrial. Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, Calidad y Medioambiente

“La verdad es que lo que está ocurriendo en nuestro mercado laboral es de vergüenza: técnicos superiores en PRL a precios de ganga como intermediarios, vendiendo EPIS, seguros, formación, actividades específicas y toda la patraña que se les antoja a los SPA; jornadas laborales que no acaban nunca, incluidos fines de semana… Bueno, cuando te acuestas no puedes ni dormir, y encima acosados laboralmente y amenazados con el despido y Responsabilidad Penal, por supuesto. Con ‘tropecientos’ centros de trabajo asignados que ‘son tu responsabilidad’… ¿Es posible hacer Prevención así? ¿Para dónde mira la Administración? Hay algo que se llama dignidad y creo que hasta la estamos perdiendo”.

  • José Francisco P.

Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales

“¡Ay!, estimada Myriam, veo que aún eres optimista y crees que la dignidad la estamos perdiendo. A mi parecer, ya la perdimos hace mucho tiempo.

Las cosas no funcionan porque no se quiere que funcionen. Por ejemplo, hay decenas de empresas –si no miles- que no tienen PRL, y ni saben lo que es. ¿Cómo arreglar eso? Muy fácil: no puedes dar de alta a un solo trabajador sin presentar la documentación de PRL en regla”.

  • Enrique A.

Técnico de riesgos laborales nivel medio, Técnico en Gestión Ambiental, Técnico en Emergencias Médicas Avanzadas

“Y eso si no te piden nivel muy alto de idiomas, master y demás para un puesto de administrativo en el cual nunca vas a necesitar esos conocimientos, pero por pedir que no quede.

Hay grandes empresas que, según sus estadísticas, disponen de un 80% de empleados universitarios. De los cuales, realmente, muy pocos hacen un trabajo relacionado con su carrera; pero queda muy bien poner esas cifras para que parezca que son más grandes. Cuando lo que realmente están haciendo es quitar trabajo a la persona que se ha preparado para desempeñar esa actividad. Y por cierto, nada de sueldo de universitario, sueldo de administrativo y gracias”. 

Después de lo leído, sobran los comentarios. Sólo parafrasear a Larra que, en el primer tercio del siglo XIX, sentenció aquello de “escribir en España es llorar”. Hoy bien podría decir lo mismo de la noble labor de prevenir.

 

Manuel Domene. Periodista

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/no-sobran-prevencionistas-lo-que-falta-es-prevencion/feed/ 0
Silicon Valley: Congelar óvulos para no congelar puestos de trabajo http://www.proteccion-laboral.com/silicon-valley-congelar-ovulos-para-no-congelar-puestos-de-trabajo/ http://www.proteccion-laboral.com/silicon-valley-congelar-ovulos-para-no-congelar-puestos-de-trabajo/#comments Mon, 20 Oct 2014 12:03:14 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8682 Apple y Facebook han confirmado que pagarán la congelación de óvulos a las empleadas que lo soliciten, en lo que presentan como una medida para atraer y mantener el talento femenino en Silicon Valley, donde hay un gran desequilibrio en cuanto a sexos. Su idea es que las trabajadoras podrán ser madres más tarde gracias a los avances médicos, que a la vez las mantendrán también más jóvenes.

Una pregunta para Mark y Tim: ¿Qué les pasará a las mujeres que no quieran congelar sus óvulos para poder seguir con el momento álgido de su carrera profesional en vuestra empresa? Es decir, ¿qué les pasará a las ilusas que pretendan compaginar su carrera profesional y la maternidad?

Hay que reconocer que la campaña no está nada mal, e incluso puede que haya convencido a un buen número de mujeres. El marketing es eso, pintar tus intereses personales del color favorito del público.

 

 

Lo que hay detrás de la congelación

El problema no es, como quieren hacernos creer en Silicon Valley, que el momento en que una mujer decide ser madre justamente coincide con el punto clave para ascender profesionalmente.

Hoy en día, el problema de las empresas (y no solo de Facebook o Apple) son las madres. Ya lo dijo Mónica Oriol, Presidenta del Círculo de Empresarios –que por cierto tiene seis hijos- : “Yo prefiero una mujer de más de 45 años o de menos de 25, porque como se quede embarazada nos encontramos con el problema”. “Así que si quieres ser directiva, o tienes un marido que le gusten los niños, u olvídate” proseguía Oriol. Aunque pasados unos días ésta se disculpó.

Así pues, sigue siendo difícil para las mujeres el hecho de tener hijos y a la vez una carrera con horarios inacabables. A cierta edad, se ven obligadas a elegir: o madre, o profesional. De hecho, la presencia de hombres con cargos directivos en España representa un 70% sobre el total de éstos, frente al 30% de cargos directivos ocupados por mujeres, según datos de la EPA en el segundo trimestre de 2014.

Eso ocurre básicamente porque aún no hemos aceptado que los padres son igual de madres que ellas. Que el hecho de legislar solo pensando en la figura materna provoca automáticamente la discriminación de ésta, posicionándola como débil en la ecuación, y discriminando también al padre por excluirlo de la misma.

Según nos dan a entender Zuckerberg y Cook, ser madre incide directamente en la capacidad, rendimiento y productividad de la profesional. A nosotros nos da por pensar que quizás son los horarios y la presión a la que está sujeto el personal los que no permiten tener una vida más allá de Silicon Valley.

Por eso se pierde el talento femenino, como lo llaman ellos, y no por tener un hijo. En lugar de establecer medidas para que madres y padres puedan compaginar el trabajo con la vida misma, pretenden retrasar el momento de la maternidad. A los 40, cuando su cuerpo diga basta a las jornadas maratonianas, podrán ser madres.

La otra conciliación

Al otro lado de la línea se encuentra la plataforma de Change.org. Ellos se han puesto las pilas de verdad en materia de conciliación, y entendiendo que la tendencia de los hombres a cuidar de sus hijos no hace más que crecer, han tomado medidas, animando a las demás empresas a sumarse a las medidas. La plataforma, que tiene cerca de 200 empleados, les dará a los nuevos progenitores 18 semanas de permiso laboral pagado, el triple de su actual política de seis semanas de licencia.

 

¿Estáis a favor de la nueva medida implantada para las trabajadoras de Facebook y Apple? ¿Cuál creéis que será la acogida de esta medida entre las trabajadoras de dichas empresas?

 

 

 

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/silicon-valley-congelar-ovulos-para-no-congelar-puestos-de-trabajo/feed/ 0
“La protección respiratoria no es necesaria y crea alarma social” http://www.proteccion-laboral.com/la-proteccion-respiratoria-no-es-necesaria-y-crea-alarma-social/ http://www.proteccion-laboral.com/la-proteccion-respiratoria-no-es-necesaria-y-crea-alarma-social/#comments Fri, 17 Oct 2014 07:34:44 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8676 Hace dos semanas salió a la luz el primer caso de infección por ébola fuera de África, concretamente en España. Obviamente, se está viviendo una de las crisis sanitarias más fuertes de los últimos años y por consecuencia la alarma social que acompaña a todas las crisis.

Pues bien, un grupo de investigadores españoles culpa a la protección respiratoria de ser la causante de dicha alarma social. Afirman que los EPIs NBQ que visten los médicos pueden causar miedo y alarma social, cuando en realidad es innecesario. 

Dichos investigadores publican en la revista The Lancet que las medidas de protección infecciosa respiratoria que se utilizan ante los pacientes de ébola “son frecuentemente innecesarias y pueden contribuir al pánico de la población”, sobre todo, en países que no se pueden permitir adquirir esos elementos de protección. Los autores explican que el virus tiene escasa capacidad para propagarse por vía aérea.

 

La globalización de las toxinas

Las enfermedades infecciosas amenazan a los trabajadores de todo el mundo. Un efecto adverso de la globalización es la propagación de epidemias de antiguos y modernos patógenos: tuberculosis, hepatitis, SIDA, SRAS, gripe aviar, o fiebre hemorrágica (ébola).

Se estima que, cada año, fallecen alrededor de 320.000 trabajadores en todo el mundo debido a enfermedades transmisibles causadas por riesgos biológicos: virus, bacterias, insectos u otras especies animales. Aunque la mayor parte de las muertes se producen en países en desarrollo, unas 5.000 víctimas de estas enfermedades pertenecen a la Unión Europea. Aunque es cierto que el ébola no se propaga por el aire, quizás las mascarillas pueden ser una barrera más para el contacto directo o indirecto de fluídos.

La lista de infecciones de alcance mundial incluye el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), la gripe aviar y el ébola, sin olvidar la reaparición de otras enfermedades ‘clásicas’ como el cólera y la fiebre amarilla.

Ya en 2007, el Observatorio Europeo de Riesgos advertía sobre los riesgos biológicos emergentes y sus efectos en la población laboral de la UE, “especialmente –citaban- sobre los agricultores, el personal sanitario o a las personas que trabajan en sectores como el del tratamiento de residuos”.

El informe también indicaba que “se conoce poco sobre estas amenazas, y en muchos lugares de trabajo los riesgos biológicos no se analizan ni se previenen adecuadamente”. Por ello, proponía “adoptar un enfoque global y multidisciplinario en relación con la salud y la seguridad en el trabajo, la salud pública, la protección medioambiental y la seguridad alimentaria”. Un plan que no ha dado tiempo de poner en marcha.

El protocolo según la OMS 

Desgraciadamente sólo los brotes más virulentos –y con repercusión mediática- generan alarma social y cierta reacción político-sanitaria. 

Como protocolo habitual, la OMS aconseja mantener a los infecciosos en habitaciones cerradas, separadas del resto del hospital y con presión negativa respecto al espacio circundante de forma que el aire contaminado no escape de la habitación al resto del hospital, la habilitación de un espacio estanco con presión intermedia para ponerse/quitarse el traje desechable previamente descontaminado.

Mascarillas. Imagen de El Blog Feroz

Mascarillas. Imagen de El Blog Feroz

Las normas básicas de cualquier protocolo de seguridad contemplarán, por ejemplo:

-Quitarse el equipo de protección antes de salir del área de trabajo, dejándolo en los envases dispuestos para tal fin.

-Usar guantes adecuados cuando se prevea un posible contacto con sangre, otros compuestos potencialmente infecciosos o superficies contaminadas. Reemplazar los guantes si están rasgados, pinchados, contaminados, o si su eficacia como barrera no está garantizada. Nunca deben lavarse o descontaminarse los guantes desechables para volver a usarlos.

-Usar protección apropiada para la cara cuando existe el peligro de que sangre u otros fluidos potencialmente infecciosos goteen, salpiquen, rocíen, o salten, afectando a ojos, nariz o boca.

-Llevar una protección integral del cuerpo (al menos, batas, mandiles, gorros, y botas) cuando se prevé una exposición. El tipo y las características del vestuario integral dependerán de la tarea y del grado de la exposición.

 

Si queréis leer más sobre el tema, estad atentos. En la #PL81 (que saldrá en pocas semanas) encontraréis todo lo que buscáis sobre la globalización de las toxinas.

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/la-proteccion-respiratoria-no-es-necesaria-y-crea-alarma-social/feed/ 0
Ser comercial: Un trabajo como otro cualquiera http://www.proteccion-laboral.com/ser-comercial-un-trabajo-como-otro-cualquiera/ http://www.proteccion-laboral.com/ser-comercial-un-trabajo-como-otro-cualquiera/#comments Wed, 15 Oct 2014 07:33:30 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8667
Incorporación inmediata
Empresa en expansión y desarrollo profesional en el ámbito de representación y captación de fondos para proyectos humanitarios (por ejemplo). Se buscan comerciales con o sin experiencia. Buena presencia profesional, acostumbrado a trabajar bajo presión, persona proactiva, capacidad de autogestión, ser social y comunicativo/a. Se ofrece formación inicial y continuada para el desarrollo profesional, plan de carrera para gestionar proyectos pioneros a nivel nacional en nuevas delegaciones, ambiente laboral agradable, trabajo en equipo

Seguramente este texto le suene a más de uno. Suele aparecer en las cabeceras de la mayoría de páginas de búsqueda de empleo, a veces como anuncio patrocinado y a veces camuflado entre otras ofertas laborales. Se trata de empresas diferentes que aparecen por toda España que podríamos agrupar bajo un solo denominador común: sacar partido de la necesidad humana.

Este tipo de empresas utilizan en las entrevistas en grupo variadas técnicas psicológicas con la intención de envolver a los aspirantes en una dinámica que les impida darse cuenta de la vulneración de sus derechos mínimos como trabajadores. El objetivo normalmente es la venta directa. Bajo promesas como “1600 euros seguros al mes, y luego añádele las comisiones” captan a jóvenes (y no tan jóvenes) para desarrollar una sencilla tarea, la venta de puerta en puerta. Sólo de ellos y su gran motivación y/o capacidad comercial dependerá el tiempo que le tengan que dedicar a la venta. Unas 12 o 13 horas diarias es la media. El sueldo real, entre 0 y 300 euros.

Aunque los nuevos candidatos aguanten apenas unos días o se arriesguen a trabajar el primer mes de prueba, no suelen ver un duro. Y si alguien se queja, ya le avisan que en la oferta de trabajo se precisaba a alguien que tuviera gran capacidad de trabajar bajo presión. Lo que no indican es que esa presión viene por no poder llenar la nevera.

Encontramos varios testimonios por la red de las humillaciones, mentiras y presiones a los que se ven sometidos los postulantes que acuden a dichas entrevistas con la esperanza de encontrar, por fin, un trabajo. Promesas de un contrato que nunca llega, días de prueba de 15 horas sin cobrar pateándose toda la ciudad, obligación de ponerse a bailar en grupo cuando el semáforo se pone en rojo y humillaciones por parte de los jefes comparando a los candidatos entre sí. Y nos quedamos cortos.


Equipo de Investigación – El precio de un trabajo por roo80 (Minutos 19 al 29)

Ser comercial no solo significa, para nada esto que acabamos de describir. Hay que tener algunos puntos claros para poder detectar cuando se trata de un puesto de comercial o cuando se trata de una forma encubierta de explotación.

¿QUÉ SIGNIFICA EN REALIDAD SER COMERCIAL?

Ser comercial no significa ir puerta por puerta intentando colocar un aspirador. La empresa que requiere los servicios de un comercial durante una jornada completa debe establecer con éste una relación laboral normal (contrato por cuenta ajena o autónomo/TRADE, provisión de dietas, transporte y lo que se necesite para el correcto desarrollo del puesto). En el caso de la estafa, el trabajador deberá pagarse él su propio transporte, comida, y en todo caso alta como autónomo (si le avisan que debe hacerlo) estableciendo una relación laboral de Trabajador Autónomo Dependiente si se dan las condiciones.

El comercial en régimen laboral por cuenta ajena tendrá derecho a festivos, jornadas máximas, descansos, vacaciones o permisos, obviamente pagados, además de percibir un salario normal, el que esté vigente según la posición, más las comisiones, pero jamás uno sustituirá al otro.

Es decir, que el trabajo de comercial es como cualquier otro puesto y debe tener las mismas condiciones.

Por ello, recordamos que los derechos de los trabajadores son muchas veces ignorados tanto por empresas como por los mismos trabajadores, y la situación actual no hace más que empujar a más personas a tener que aceptar lugares de trabajo fraudulentos.

No dejéis de ver el vídeo enlazado más arriba, donde se ejemplifica la realidad de los puestos de comercial encubiertos (minutos 19 al 29).

 

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/ser-comercial-un-trabajo-como-otro-cualquiera/feed/ 0
La seguridad del trabajador a precio de App: Uber a debate http://www.proteccion-laboral.com/la-seguridad-del-trabajador-a-precio-de-app-uber-a-analisis/ http://www.proteccion-laboral.com/la-seguridad-del-trabajador-a-precio-de-app-uber-a-analisis/#comments Mon, 13 Oct 2014 12:12:53 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8661 Casi todos sabemos ya lo que son UBER, Bla-Bla Car o Airbnb. Son nuevos conceptos de entender los negocios. O quizás son conceptos demasiado viejos… sino que le pregunten a Adam Smith.

La famosa mano invisible del economista, la que regularía las contradicciones engendradas por las leyes del mercado, fue (a partir del 45) y sigue siendo, en gran parte de Europa, sustituida por otra mano: la del Estado –sí, ese que llama “del Bienestar”-.

Pero a veces esa mano del Estado no aparece, por el motivo que sea. Con el paso del tiempo el modelo de estado se corrompe, entra en crisis, y el ciclo económico empieza de nuevo, acompañado de modelos de negocio e iniciativas basadas en el Adam 2.0.

Son nuevas formas de plantar cara al stablishment de los negocios por otros más nuevos.  Unas formas más sociales, más ágiles, más económicas y sobre todo más libres de viajar, hacer un trayecto en taxi o alojarte en otra ciudad, aunque algunos son menos nocivos que otros para los trabajadores (compartir gastos en coche no es lo mismo que trabajar de taxista sin licencia).

Son formas de negocio basadas en el libre mercado, en el trato entre particulares y en la libre (y desleal) competencia, y por eso quizás puedan permitirse ofrecer servicios a precios más económicos.

Compañías de autobuses litigian contra Bla-Bla Car, grandes cadenas hoteleras tiemblan ante AirBnb y los taxistas se manifiestan para ilegalizar UBER, por ahora sin resultados en España (aunque sí en otros países).

UBER, COMPETENCIA DESLEAL E INSEGURIDAD LABORAL

Un servicio de taxis a la carta, entre particulares y con todas las facilidades para el usuario y el conductor. Era evidente no podía fallar, y efectivamente, cuajó de inmediato. En la situación en la que estamos, ahorrarse o ingresar unos euros extra es clave.

Los precios de UBER son más económicos que los de los taxis tradicionales, puedes tener tu transporte a través de una app, en pocos minutos y además tienes el valor añadido de las opiniones de los usuarios sobre ese conductor en concreto.

En cuanto al conductor, éste sabe a quién va  a recoger, ya que previamente el cliente se ha registrado. El pago es a través del móvil y estás cubierto por un seguro de responsabilidad comercial, suponemos que el único que puede encajar en un negocio en el limbo de la legalidad y la ética. 

UBER. Imagen de www.uber.com

UBER. Imagen de www.uber.com

 

El problema de UBER (u otros negocios similares) no está en la experiencia usuario o el conductor, sino el hecho de su existencia. El problema es la incidencia a nivel global de este tipo de servicios. Se trata de un negocio basado en la competencia desleal y la inseguridad del trabajador, cosa que incrementa las desigualdades sociales y mina los derechos. Es liberalismo en estado puro.

En cuanto a la competencia desleal, la industria del taxi se somete a fuertes regulaciones: las licencias tienen precios entre 80.000 y 200.000 euros, permisos de conducir especiales, exámenes, vehículos y accesorios homologados (sí, se los tienen que comprar ellos mismos), códigos de conducta, regulación de la vestimenta, etc.

Y una vez lo tienen todo, llega un listo que va por libre y se dedica a poner coches particulares para sustituir a los taxis. Un Smartphone y una idea nacida en el corazón de la industria tecnológica han sido suficiente para poner en duda la estabilidad del negocio de los taxis.

De hecho, UBER no es más que una forma encubierta de explotación laboral. Sin horarios, sin pagas extra, sin protección contra accidentes y sin cotización a la Seguridad Social (por tanto sin paro, sin jubilación y sin médico). Así que esta nueva forma de plantar cara a la crisis se mantiene a costa de la seguridad  y la integridad de los mismos trabajadores.

Además, el sector de los taxis no se queda atrás, y ha respondido a este nuevo fenómeno. Si el problema de los usuarios era la mala fama de los taxistas, a veces intentos de engaño, largas esperas o dinero en efectivo, ya no tendrán que preocuparse.  Hailo o MyTaxi son apps exactamente igual que UBER, pero de taxis. Pagas a través del móvil, valoras al conductor y tienes su nombre y su teléfono. Eficacia, rapidez y legalidad.

¿UBER SIGNIFICA QUIEBRA DEL NEGOCIO DE LOS TAXIS?

En este punto habría que centrarse en lo que se menciona antes sobre lo poco atractivos que nos resultan los taxis tradicionales. UBER hace la competencia en modernidad, atención al cliente, servicio y fiabilidad. Y contra eso, no hay licencia que valga.

Aunque Hailo y sus homólogos han frenado ligeramente el ritmo de expansión no arreglará la situación, sino que como mucho dará tiempo a legislar. La respuesta de las autoridades en este caso será clave para el futuro de los taxistas.

Por una parte, sería óptimo apostar por la competencia leal: Relajar algunos requerimientos para los taxistas y legislar para que iniciativas como UBER tributen y tengan un servicio de prevención integrado hará que ambos puedan competir. A partir de aquí, ambos dispondrían de las mismas obligaciones y de las mismas ventajas.

Si las nuevas leyes se limitan a prohibir el uso de la app, habrá problemas. No será UBER, será UBAR: acallar iniciativas como esta no es la solución. Dar una respuesta eficaz, sí lo es.

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/la-seguridad-del-trabajador-a-precio-de-app-uber-a-analisis/feed/ 0
Comunicado de ASEPAL en relación a los EPIS y su uso frente al ébola http://www.proteccion-laboral.com/comunicado-de-asepal-acerca-de-los-equipos-de-proteccion-individual-y-su-uso-frente-a-la-enfermedad-por-virus-de-ebola/ http://www.proteccion-laboral.com/comunicado-de-asepal-acerca-de-los-equipos-de-proteccion-individual-y-su-uso-frente-a-la-enfermedad-por-virus-de-ebola/#comments Fri, 10 Oct 2014 08:16:54 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8656 Comunicado de ASEPAL acerca de los Equipos de Protección Individual y su uso frente a la Enfermedad por Virus de Ébola

Los recientes acontecimientos que se han sucedido en los casos sospechosos y confirmados de contagio de ciudadanos españoles por virus de Ébola han generado gran cantidad y diversidad de comentarios acerca de los Equipos de Protección Individual (EPI) que se han utilizado por parte del personal sanitario para la asistencia de dichos casos.

Desde la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Personal (ASEPAL), entidad que agrupa a los fabricantes y distribuidores de Equipos de Protección Individual (EPI) en España, queremos transmitir que los EPI constituyen una barrera eficaz en la protección de la salud y seguridad del usuario del equipo. A diferencia de cualquier otro equipo o prenda, los EPI, han sido diseñados y ensayados con la única finalidad de ofrecer la seguridad de que presentan una serie de características y requisitos destinados a proteger al usuario que los lleve frente a uno o varios riesgos que amenacen su seguridad y salud.

Para asegurar esta protección, los EPI puestos en el mercado deben cumplir una serie de requisitos y normas, los cuales han sido definidos en comités internacionales, en los que participan todos los actores involucrados en la cadena de valor de los equipos: fabricantes, usuarios, autoridades y organismos de control.

La finalidad de dichas normas es que el EPI puesto a disposición del usuario cumpla con los requisitos de seguridad y salud que marca la Directiva Europea 89/686/CEE sobre comercialización de Equipos de Protección Individual, directiva traspuesta al derecho español en el Real Decreto 1407/1992.

La Directiva 89/686/CEE establece tres categorías para los equipos de protección individual en función del nivel de riesgos para el cual el EPI deba ofrecer protección al usuario, siendo los EPI de la categoría I los destinados a riesgos de nivel bajo y los de categoría III los destinados a riesgos mortales o que dañen grave e irreversiblemente la salud del usuario. En las dos categorías de riesgo superiores, los equipos deben ser sometidos a rigurosos controles por parte de laboratorios independientes nombrados directamente por los Estados Miembro de la Unión Europea, los organismos notificados.

Por otro lado, desde su fundación, ASEPAL siempre ha defendido y trasmitido que para que un EPI ofrezca el nivel de protección para el cual ha sido diseñado, producido y ensayado es absolutamente fundamental prestar gran atención a los procesos de selección y uso de los EPI. Además de todos los controles que el fabricante debe realizar para la puesta en el mercado del EPI, los equipos deben utilizarse según lo establecido en el RD 773/1997, el cual además de insistir en la necesidad de formar e informar a los trabajadores en el correcto uso de los equipos, recalca  la necesidad del empresario de verificar la conformidad del equipo elegido con las condiciones y requisitos exigidos a los EPI durante la selección del mismo.

En la selección del equipo se deberá analizar cuidadosamente la naturaleza y magnitud de los riesgos, las características de la tarea a realizar y de los trabajadores que la llevarán a cabo. Por su parte, en la utilización del equipo se observarán escrupulosamente las indicaciones que el fabricante del equipo proporciona al usuario, ya que una utilización que se aleje de estas instrucciones podría comprometer el nivel de protección previsto por el fabricante en su diseño.

La Asociación invita a todo aquel interesado en ampliar información acerca de las características técnicas de los equipos de protección individual a contactar con los fabricantes de los mismos. Además, los fabricantes y las autoridades competentes pueden asistir técnicamente a los usuarios acerca del proceso de selección y utilización de los equipos.

EPI definidos por las autoridades sanitarias

La información que se da a continuación está estrictamente basada en las recomendaciones relativas a EPI definidos por las autoridades sanitarias competentes (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSI), Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS))  para todas aquellas personas que accedan a las zonas de aislamiento designadas o que vayan a entrar en contacto con el paciente o sus fluidos corporales. Esta información no sustituye a la guía proporcionada por dichas autoridades respecto a los EPI adecuados para las actividades de control y prevención de la EVE ni a las correspondientes evaluaciones de riesgo y selección de EPI llevadas a cabo por los responsables de salud y seguridad de las entidades que participan en dichas tareas.

Las autoridades sanitarias competentes, han diseñado una serie de procedimientos para adoptar las medidas necesarias para el control y prevención del contagio de la Enfermedad por el Virus Ébola (EVE). En dichos procedimientos se definen los Equipos de Protección Individual (EPI) que deberán ser usados por todas aquellas personas que accedan a las zonas de aislamiento designadas o que vayan a entrar en contacto con el paciente o sus fluidos corporales.

Además, el uso de los EPI debe realizarse siempre según lo dispuesto en el RD 773/1997, haciendo hincapié en la formación que deben recibir los trabajadores acerca de su correcta utilización.

La protección de los trabajadores potencialmente expuestos a un riesgo de contagio por este virus debe hacerse según lo dispuesto en el Real Decreto 664/1997, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Según el documento Guía de la OMS para la prevención y control en el cuidado de pacientes con EVE en centros sanitarios, el personal deberá ir equipado con los siguientes EPI:

Guantes

La OMS indica que deberán usarse guantes de examen no estériles de un solo uso, debiendo usarse dos guantes cuando se entre en contacto con los fluidos del paciente. Se deberán cambiar los guantes cuando éstos estén severamente contaminados con sangre o fluidos corporales. Además se llevará a cabo una limpieza exhaustiva de manos tras su retirada.

La norma armonizada que define los requisitos para los guantes de protección contra microorganismos es la EN 374-1:2003. Por su parte, los guantes quirúrgicos de un solo uso, presentan una solidez y resistencia adicionales. El doble enguantado (uso de dos pares de guantes) incrementaría la protección del conjunto.

Ropa de protección

La OMS establece que la ropa de protección a utilizar deberá ser impermeable y desechable, cubriendo cualquier parte del cuerpo expuesta al posible contacto con fluidos corporales del paciente infectado. La normativa europea recoge una norma específica para la protección contra agentes biológicos la EN 14126:2003 sobre requisitos y métodos de ensayo para la ropa de protección contra agentes biológicos.

Los trajes según esta norma, debe superar una serie de ensayos específicos y comunes para todos los fabricantes (sangre sintética a presión hidrostática, agentes patógenos sanguíneos (Phi-X 174), agentes patógenos por contacto, aerosoles contaminados biológicamente, polvos contaminados biológicamente) que tienen como fin evaluar la resistencia del EPI a la vez que determinan el nivel de protección del traje, clasificándolo en diversas clases de resistencia al traspaso de agentes biológicos. Estos ensayos específicos son adicionales y distintos a los ensayos que deben superar los trajes de protección contra sustancias químicas líquidas.

La EN 14126:2003 también exige ciertos requisitos de ensayo en lo relativo a la protección contra el riesgo químico ya que los procesos de descontaminación de esta ropa podrían atravesar el traje, por lo que además, estos trajes descontaminación al que se someten a los ensayos de la norma EN 14605. La norma denomina a los trajes Tipo 3 a aquellos que ofrecen protección frente salpicaduras presurizadas, y trajes tipo 4 a aquellos que ofrecen una barrera frente a salpicaduras en spray o aerosol. También incluye denominaciones para las prendas/ accesorios que aportan protección parcial a diferentes partes del cuerpo, Tipos PB [3] y PB [4].

En este punto es preciso señalar que los accesorios como cubrebotas de media caña, capuchas, delantales, batas y manguitos, con considerados EPI que ofrecen protección parcial a diversas partes del cuerpo, mientras que los cubrecalzados que sólo llegan hasta el tobillo son accesorios destinados a ser colocados sobre el EPI y que protegerán en situaciones específicas al EPI de contaminación, suciedad o agresiones no deseadas.

 Protección respiratoria

La OMS define como necesario para el personal que entre en contacto con el paciente o sus fluidos mascarillas filtrantes FF P2 según la norma EN 149:2001+A1:2009.

El uso de piezas faciales como medias máscaras o máscaras completas, certificadas según las normas EN 140:1998 y EN 136:1998 respectivamente, implican su correcta descontaminación después de su uso. Las piezas faciales se utilizarán conjuntamente con filtros de partículas P2 (o P3, según el nivel de riesgo que determine la correspondiente evaluación) certificados según la norma EN 143:2000 y su enmienda EN 143:2000/A1:2006. Las máscaras completas ofrecerán adicionalmente protección ocular al usuario.

Protección ocular

El personal deberá llevar pantalla facial o gafas de montura integral junto con una máscara de forma que se prevengan las salpicaduras de líquidos contaminados. Ambos tipos de protectores deben llevar marcado el campo de uso 3 en sus monturas.

La norma europea aplicable a estos protectores es la EN 166:2001.

Calzado

La OMS establece que se deberá usar calzado cerrado y resistente a la perforación y penetración de fluidos. Pese a que no existe ningún tipo de norma específica de calzado frente a agentes biológicos, el calzado según EN 13832-3:2006 debe superar una serie de ensayos destinados a evaluar su resistencia a la penetración y degradación por sustancias químicas líquidas. Además este calzado puede incorporar un requisito adicional que le hace resistente a la penetración de objetos punzantes a través de la suela.

 

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/comunicado-de-asepal-acerca-de-los-equipos-de-proteccion-individual-y-su-uso-frente-a-la-enfermedad-por-virus-de-ebola/feed/ 0
Hámsters contra la obesidad http://www.proteccion-laboral.com/hamsters-contra-la-obesidad/ http://www.proteccion-laboral.com/hamsters-contra-la-obesidad/#comments Fri, 10 Oct 2014 07:21:35 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8632 Ser un hámster es la nueva moda para combatir la obesidad en Estados Unidos. La idea es de un artista llamado Robb Godshaw. Se trata de poner al trabajador sedentario a trabajar en su ordenador, pero en lugar de estar sentado, permanece de pié mientras camina por la rueda.  Para promocionar su producto, sus creadores publicaron el video en Youtube.

 

El mecanismo hace que la rueda descanse sobre las cuatro de un skate construidas en la base, por lo que gira automáticamente cuando el usuario camina hacia delante.  De esta manera permite que el sujeto pueda ejercitarse y hacer su trabajo. Aunque como idea no está mal, puede que su implementación no sea tan factible como mediático ha sido el invento.

Lo que nos ha despertado el interés de esta noticia es su trasfondo. ¿A qué necesidad responde la rueda de hámster? ¿Tan mal (tan gordos) estamos? Esta rueda parece una llamada de emergencia que responde a los elevados índices de obesidad en Estados Unidos y en gran parte de los países occidentales. Un índice que, por cierto, no para de aumentar por culpa de la crisis y la ingesta de alimentos de baja calidad, altos en conservantes y azúcares. Ahora, cuanto más pobre, más obeso. Irónico, ¿no? Os recomendamos un documental sobre el tema, “Fed UP”, donde además de sacar a luz los alarmantes datos sobre la obesidad en el primer mundo, explica cuán interesada está la industria alimentaria por seguir por este camino.

Pero hablando de obesidad laboral, es curioso cómo cambia todo. La imagen de un “empresario” de los 80 se relaciona con la imagen de Yuppie. Un hombre de éxito, estresado, un pelín arrogante y vinculado al mundo de los negocios. Se le relaciona también con un buen aspecto físico, o puede que demasiado delgado (las drogas para mantenerse en marcha estaban demasiado presentes), pero la obesidad raramente toma parte en esta ecuación.  Antes, la gente no estaba gorda.

Ya sabemos que los tiempos cambian, pero ¿a qué precio estamos pagando las comodidades que nos ofrece el avance de la tecnología y la sustitución de la mano de obra por maquinaria?

En el año 2014, los índices de obesidad de la población española están diez puntos por encima de los porcentajes de hace 25 años. Se sitúan, pues, en un 17% de la población adulta. Pero hay un dato más llamativo aún. Según datos de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad), más de un 50% de los trabajadores en activo de nuestro país presenta sobrepeso u obesidad. Impactante.

Por ello es importante tomar consciencia de la situación. No creo que haga falta ponerse a hacer el hámster en la oficina, pero sí que hay que tomar disciplina y seguir algunos consejos para prevenir esa afección, que al fin y al cabo es una enfermedad que nos afectará a nuestra calidad de vida.

Infografía para combatir obesidad

Infografía para combatir obesidad

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/hamsters-contra-la-obesidad/feed/ 0
¿Error humano o falta de prevención? http://www.proteccion-laboral.com/error-humano-o-falta-de-prevencion/ http://www.proteccion-laboral.com/error-humano-o-falta-de-prevencion/#comments Wed, 08 Oct 2014 08:18:27 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8635 Esta misma pregunta es la primera que se debe intentar esclarecer en cuanto sucede un accidente laboral. ¿Estaban en condiciones los EPIs que usaba el trabajador? ¿Eran los adecuados?

Pero el caso que nos ocupa hoy es mucho más que un accidente laboral. Es el contagio de un virus letal. Y la primera persona infectada por ébola en Europa, concretamente en España, estaba trabajando. Es enfermera.

Muchos son los titulares y sus correspondientes artículos los que vaticinan la hecatombe mundial, pero los que de verdad deberían preocuparnos, más allá del fin de la especie humana (que no será el caso) son los que indagan sobre las causas por las que la enfermera, Teresa R.R. (44) contrajo el virus.

Aunque lo primero y más importante es intentar salvar a la paciente, no se deben dejar de lado las investigaciones para esclarecer los motivos del contagio y establecer nuevos protocolos de actuación.

Lo que sabemos hasta ahora es que existen dos líneas de investigación principales. Algunos aseguran que la enfermera pudo contagiarse por un fallo humano, una bajada de guardia en el peor momento.

Otros aseguran que los trajes de protección no cumplían en absoluto las necesidades de protección frente a este tipo de agente biológico (grupo 4, clasificado por el RD 664/1997, art. 3, como riesgo elevado de propagación), así como también se ha remarcado que los hospitales españoles no están preparados para atender un paciente infectado por ébola.

El fallo humano

Se especula que el momento de contraer el virus pudo darse en la operación de retirada del traje de protección. Estos trajes, una vez fuera deben retirarse extremando precauciones (no debe tocar en ningún momento la piel del profesional) y ser incinerados de inmediato. El más mínimo despiste que se produzca en ese momento puede ser clave, incluso aunque el paciente haya ya muerto.

Antoni Trilla, jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona apunta en una entrevista en El Periódico, que quizás fuera entonces cuando se infectó.  No es descabellado pensar, apunta Trilla, que la sanitaria, que, en una primera intervención, había atendido aún con vida al misionero Manuel García Viejo, «se relajara y bajara la guardia inconscientemente cuando salió de la sala en su segunda actuación, cuando el enfermo había ya fallecido», señala el médico.

En todo caso, «atendió a un paciente con alto riesgo de contagio, porque la enfermedad se encontraba en una fase muy avanzada, cuando hay más concentración del virus». Lo que está claro es que «es difícil que ella pueda producir un contagio en cadena, porque la enfermedad no se transmite durante el periodo de incubación».

Los EPIs equivocados y la falta de prevención del colectivo sanitario

Otra de las líneas de investigación abiertas apunta a una posible equivocación en el protocolo de protección de los trabajadores, o un mal uso de los equipos previstos. De hecho, personal sanitario del Carlos III ha denunciado que los trajes con los que se ha atendido a los dos sacerdotes españoles infectados por ébola no cumplían con los requerimientos de seguridad necesarios. Según sus palabras, la normativa marca que para un caso como el de esta enfermedad es necesario utilizar una indumentaria de nivel 4, es decir, completamente impermeable y con respiración autónoma.

La vestimenta empleada para atender tanto a Miguel Pajares como a Manuel García Viejo era únicamente de nivel 2. El traje utilizado no contaba con ventilación y los guantes eran de látex y estaban sujetos por cinta adhesiva.

EPIs de los enfermeros y médicos para tratar a los infectados por ébola

EPIs de los enfermeros y médicos para tratar a los infectados por ébola

Denuncian además el riesgo que ha supuesto que el centro hospitalario no haya sido desalojado para atender a García Viejo, y critican que los residuos procedentes de las habitaciones de los dos religiosos infectados eran expulsados por el mismo ascensor que ha utilizado el resto del personal.

Yolanda Fuentes, subdirectora del Hospital Carlos III, negó que se hayan incumplido las medidas de seguridad“Los trajes cumplen perfectamente el protocolo y las medidas de protección requeridas para esta enfermedad“, precisó.

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales debe ahora investigar el caso y analizar si el fallo se ha producido en los protocolos de actuación o es debido al factor humano. El Ministerio de Sanidad, por su parte, se centra en controlar la salud de los 30 profesionales que han estado en contacto con los enfermos y a los posibles contactados de la trabajadora afectada.

¿Cómo eximir responsabilidades? Con una “cadena de errores”

Las últimas investigaciones apuntan a una “cadena de errores” como causa del contagio. Parece ser que la enfermera contrajo el virus al quitarse el tercero de los trajes de protección, es decir, el “fallo humano” como tal.

Pero como decimos, es una cadena. Sanidad admite que se debería de haber ingresado y aislado a la paciente de inmediato. De hecho, no solo se esperó demasiado tiempo, sino que según fuentes sanitarias, el lunes pasado, la mujer telefoneó al Carlos III porque se encontraba “fatal”, pero le indicaron que llamara al Servicio de Urgencias de Madrid (SUMMA) y acudiese a su hospital de referencia, el de Alcorcón. La mujer entró avisando: “me temo que tengo ébola”.

Pasaron más de seis horas desde que se confirmó el diagnóstico hasta que la recogió la ambulancia: no había un transporte adecuado.

Esta enfermera está en peligro de muerte, recordemos, por un accidente laboral. Un fallo de prevención o un fallo de uso de EPIs o una cadena de errores (sobre todo de protocolo), pero un fallo que, al fin y al cao, puede provocarle la muerte. Y en este caso es peor, puede provocar también la muerte de mucha otra gente.

Aunque lo principal ahora es encontrar la forma de salvar a la enfermera, no hay que olvidar llegar al fondo del asunto. Como siempre, la prevención salva vidas.

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/error-humano-o-falta-de-prevencion/feed/ 0
Cascarrabias como sujeto de estudio http://www.proteccion-laboral.com/cascarrabias-como-sujeto-de-estudio/ http://www.proteccion-laboral.com/cascarrabias-como-sujeto-de-estudio/#comments Mon, 06 Oct 2014 11:58:37 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8620 Existen una cantidad más que sorprendente de esos estudios clasificados como curiosos, a veces incluso por sus mismos investigadores, la mayoría  de ellos pertenecientes a departamentos de investigación de universidades estadounidenses.

Todo tema tiene sus anfitriones. Ya dijimos el otro día que en los foros de yahoo son monopolio de los suramericanos. Pues los estudios curiosos o lo que es lo mismo, que, a priori aportan más bien poco al avance de la ciencia, suelen llevar firmas de las universidades de Michigan, Pennsylvania e incluso Harvard.

Decimos a priori, porque estos estudios, como bien se describen en la anual gala de los premios IG Nobel, son aquellos que primero te provocan una carcajada, pero luego te hacen reflexionar. Estos premios pretenden celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo y estimular el interés de todos por la ciencia, la medicina, y la tecnología.

Por ejemplo, científicos de la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania (EEUU) aseguran  que las mujeres con caderas anchas son más inteligentes, y  a menudo dan a luz a hijos con destacados niveles de inteligencia.

Caderas. Imagen de Eldiario.ec

Caderas. Imagen de Eldiario.ec

Otro estudio, esta vez de la prestigiosa universidad de Harvard mostró que cuando los hombres ven rostros de mujeres atractivas, se detonan los mismos centros de recompensa en el cerebro que cuando se consume cocaína.

Rosie Huntington. Imagen de radiosantafe.com

Rosie Huntington. Imagen de radiosantafe.com

El ámbito laboral no se queda corto en cuanto a curiosidades. En Pennsylvania dicen que, por lo que parece,  el típico cascarrabias de la oficina, es también el más productivo.
Para dicha investigación se clasificó a los trabajadores según sus aprecios en la oficina, algo así como una clasificación entre likers y unfriends, a partir del número de cosas que les gustaban o les disgustaban de sus compañeros.

Una vez hecha esta clasificación, se hizo el seguimiento del trabajo realizado durante una semana, y si bien las horas empleadas fueron las mismas, no lo fueron los resultados. Las conclusiones, publicadas en la revista Social Psychology, revelan que aquellos más cascarrabias resultan más productivos.

Cascarrabias. Imagen de vistage.com

Cascarrabias. Imagen de vistage.com

Pero no es una cuestión de amistades, como se podría pensar. Parece que las personas clasificadas como likers tienden a ser más dispersas en su organización, diversifican el tiempo en tareas diferentes y a menudo les cuesta abarcarlas todas, además de perder tiempo en el transcurso de una a otra. Por su parte, los unfriends son más organizados, más cuadriculados y saben ordenar su trabajo para sacar el máximo partido a la jornada.

Así pues, la conclusión sería: pon un cascarrabias en tu vida (y en tu oficina), ya que resultan personas beneficiosas para la organización si prestamos atención solo a los términos productivos.

¿Vosotros también creéis que si las oficinas estuvieran llenas de cascarrabias se dispararía el nivel de productividad? Nosotros creemos que un buen clima laboral y un elevado nivel de compañerismo y colaboración son factores clave para el buen funcionamiento de un negocio.

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/cascarrabias-como-sujeto-de-estudio/feed/ 3
La ética del rescate http://www.proteccion-laboral.com/la-etica-del-rescate/ http://www.proteccion-laboral.com/la-etica-del-rescate/#comments Fri, 03 Oct 2014 07:49:44 +0000 http://www.proteccion-laboral.com/?p=8609 Desde hace dos días,  el espeleólogo español, Cecilio López-Tercero, que quedó 12 días atrapado a 400 metros de profundidad en la cueva Intimachay (Perú) durante su expedición, está sano y salvo.

Todo ha sido gracias al extenso despliegue de ayuda humanitaria, cuyo gasto por cierto, no ha sido sufragado por su propio país.  El gasto que sí que cubrieron las arcas españolas fue el del traslado y repatriación de un sacerdote llamado Miguel Pajares, infectado por el Ébola, un virus  tropical con demasiadas probabilidades de contagio.

Aunque la misión de Cecilio no era laboral, quizás ambos se pusieran en peligro de forma consciente. ¿Cuál es el límite implícito del estado para decidir a quién se rescata y a quién no? ¿Es el hecho de estar trabajando la premisa para poner dinero público en un rescate?

El debate no es nuevo. Se apaga y resurge de forma intermitente cuando se dan estos casos de elevado impacto mediático. Uno de los ejemplos más sonados, el de Óscar Pérez, que murió en 2009 en el Latok II, uno de los ochomiles más temidos, esperando una ayuda que nunca llegó. El presidente del club de alpinismo al que pertenecía Óscar, Manolo Bara, se preguntó en su momento y en voz alta cómo explicaría a la opinión pública qué hacían dos jóvenes en una montaña tan complicada y remota y por qué había que ayudarles. O el caso de los tres guardias civiles que fallecieron durante el rescate de un excursionista.

 

Rescate Cecilio López. Imagen de rpp.com

Rescate Cecilio López. Imagen de rpp.com

 

Hoy, de nuevo, se reabre el debate. ¿Debe el estado sufragar todos y cada uno de los accidentes sufridos por deportistas de riesgo? ¿Debe, por consecuencia directa, poner en peligro la vida de los bomberos, militares y policías que conforman las fuerzas y cuerpos de seguridad por una imprudencia individual?  ¿Hasta dónde llega el riesgo que hay que asumir por parte de las autoridades? Al fin y al cabo, su trabajo lleva estos riesgos implícitos, pero supongo que no a toda costa. En general aceptamos que los cuerpos de seguridad están para eso, sin hacer distinciones entre las víctimas.

Otro debate, el más delicado es, como siempre, el tema del dinero. ¿Quién paga los rescates y cuáles paga?

En Euskadi, por poner un ejemplo,  se optó en 2011 por la aprobación de una normativa donde se indica cuáles son los rescates cuyos gastos deberán ser sufragados por el accidentado y su seguro (normalmente los seguros de dichos deportistas no cubren ni un 10% de los gastos que podría representar, por ejemplo, un accidente en el Annapurna), y cuáles corren por cuenta del Gobierno vasco.

Partamos ahora de la base que (hipotéticamente) la decisión de ayudar a alguien (o no) en función de si éste alguien ha desarrollado  conscientemente una conducta de riesgo es éticamente correcta.

Entonces, ¿tampoco se les debe sufragar, por ejemplo, un tratamiento de cura y rehabilitación a aquéllos que han tenido un accidente de tráfico pero no llevaban cinturón? ¿Enserio? Es el mismo caso. Un inconsciente que no ha hecho caso de las campañas de la DGT. O el inacabable debate de los tratamientos para la cura del cáncer de los fumadores.

El problema es que si no hubiera sido por el crowdfunding, la solidaridad asociaciones de espeleología y el Gobierno Peruano, Cecilio no lo hubiera podido contar en primera persona. Me pregunto cómo habría podido el gobierno español defender su renuncia a prestar la ayuda necesaria en tal caso.

Ah, se me olvidaba. El espeleólogo tampoco habría salido vivo de allí sin la ayuda de varios concejales del ayuntamiento de su pueblo, que han hecho  algunas donaciones. Y una nota de prensa para que lo supiéramos.

 

¿Qué opináis sobre esta controversia? ¿Se debe financiar cualquier rescate o hay que establecer límites? ¿Qué ocurre si el accidentado no dispone de seguro, o medios económicos?

LinkedInFacebookGoogle+Google GmailMeneameCompartir

]]>
http://www.proteccion-laboral.com/la-etica-del-rescate/feed/ 0