Empleabilidad: las habilidades con mayor demanda

La visión apocalíptica de las máquinas (y los robots humanoides) que expulsan del mercado laboral a las personas es cierta sólo en parte. Hay cualidades, habilidades y competencias que son exclusivas del ser humano. Por tanto, las máquinas –pese a los avances de la Inteligencia Artificial (IA)- tienen poco que hacer en ese campo (al menos por el momento).

El informe Pearson –en colaboración con Nesta y la Escuela Oxford Martin- que responde al título de “Future of skills. Employment in 2030”, se ha preguntado lo que también se preguntan muchos trabajadores europeos: ¿qué perfiles profesionales solicitará el mercado en una década? La inquietud subyacente es mantener y fomentar la empleabilidad, en ningún caso retroceder en este campo pese a los incesantes y vertiginosos cambios del mercado laboral. En este texto sintetizamos el top-ranking de las habilidades laborales para los años venideros, siempre según la visión de Pearson.

 

El futuro de las habilidades

Como ya se ha dicho, las habilidades humanas tienen futuro y son un seguro frente a la automatización creciente. No cabe el miedo en esta coyuntura, si bien nos enfrentamos a unas ‘megatendencias’ generadoras de incertidumbre y, que según Pearson, son el cambio tecnológico, globalización, cambio demográfico, sostenibilidad ecológica, urbanización, creciente disparidad económica e incertidumbre política.

En el horizonte laboral de mañana (ya es hoy) cobran valor habilidades/cualidades como la empatía, el trato personal y las relaciones de grupo. Igualmente se imponen como norma las estrategias pedagógicas dinámicas, la capacitación y el reentrenamiento constantes. Vamos sin dilación a la lista de habilidades en demanda (son los datos obtenidos en el Reino Unido, aunque podemos extrapolarlos al resto de Europa).

-Aprendizaje activo. Comprender las implicaciones de nueva información tanto para la resolución de problemas futuros como la toma de decisiones.

-Resolver problemas complejos. Identificar problemas complejos y revisar información relacionada para desarrollar y evaluar opciones y adoptar las soluciones.

-Coordinación. Conseguir una simbiosis de nuestras acciones con las de terceros

-Pensamiento crítico. Usar la lógica y el razonamiento para identificar las fortalezas y debilidades de las soluciones alternativas, conclusiones o enfoques de los problemas.

-Razonamiento deductivo. Es la habilidad de aplicar las reglas generales a problemas específicos para generar respuestas con sentido lógico.

-Educación y conocimiento. Conocimiento de los métodos y principios para el diseño de la formación curricular, la enseñanza y la instrucción para individuos y grupos, así como la evaluación de los resultados formativos.

-Fluidez de ideas. Cualidad de generar ideas sobre una materia, sin poner el acento exclusivamente en su calidad, corrección o creatividad.

-Maestría. Capacidad de enseñar a los demás los conocimientos.

-Juicio y decisión. Considerar los costes implícitos y los beneficios de las posibles opciones para optimizar la decisión.

-Estrategias de aprendizaje. Seleccionar y usar métodos y procedimientos de instrucción y entrenamiento para situaciones de aprendizaje o instrucción de nuevos conocimientos.

-Monitoreo. Control y evaluación del desempeño personal, el de otros individuos u organizaciones con vistas a hacer mejoras o emprender acciones correctivas.

-Originalidad. La cualidad de hacer aflorar ideas inusuales o inteligentes sobre un tema o situación determinados, o de abrir vías creativas a la solución de problemas.

-Psicología. Conocimiento de la conducta y la capacidad humana, la diferencias individuales de la habilidad, personalidad e intereses, aprendizaje y motivación; métodos de investigación psicológica y la evaluación y tratamiento de los trastornos afectivos y conductuales.

-Percepción social. Estar al tanto de las reacciones de los demás y entender la causa de las mismas.

-Sociología y antropología. Conocimiento del comportamiento grupal y su dinámica, tendencias sociales e influencias, migraciones humanas, etnicidad, culturas, sus orígenes e historia.

-Análisis de sistemas. Determinar cómo debería funcionar un sistema y cómo puede verse afectado por el cambio de las condiciones, operaciones y el entorno.

-Evaluación de sistemas. Identificación de medidas o indicadores del rendimiento de un sistema y las acciones que se necesitan para mejorar o corregir su desempeño en relación con los objetivos de dicho sistema.

 

Implicaciones

Afectan al sistema educativo, las empresas y los propios individuos:

-Sistema. Ir más allá de las definiciones genéricas de “Habilidades del siglo XXI”. Los sistemas educativos deberán potenciar la práctica docente y evaluar las habilidades de mayor demanda.

-Empresas. Deberán rediseñar los papeles para equilibrar la tecnología y los recursos humanos. El camino para maximizar la productividad será a través del uso efectivo de la tecnología que complemente las habilidades exclusivamente humanas. En educación, hablamos de tecnología que suplementa (no suplanta) al educador para personalizar el aprendizaje.

-Personas. Desarrollar habilidades que son únicamente humanas. Aunque el avance de la automatización y la inteligencia artificial puede parecer una batalla perdida para algunos, las personas deberán enfocarse en desarrollar las habilidades exclusivamente humanas, como originalidad, fluidez de ideas, y escucha activa.

En pocas palabras, los humanos debemos explotar el hecho diferencial que nos separa –y nos distingue- de las máquinas.

 

 

Por | 2018-01-19T11:11:36+00:00 19 de enero de 2018 |Blog|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies